Marketing Digital y Social Media

Inbound Marketing: Qué es y cómo aplicarlo en tu negocio

SHARE
, / 1004 0

El consumidor actual ya no es el actor pasivo de otros tiempos, ese que se dejaba convencer y manipular por cualquier vendedor habilidoso. En la actualidad los clientes poseen un perfil más crítico, están mejor informados, buscan nuevas sensaciones, aborrecen la uniformidad y se han vuelto más escépticos.

Y es que se vive en una sociedad tan mediatizada, que decidir con acierto, es algo realmente difícil.

Con una competencia despiadada, cada marca o servicio pretende diferenciarse del resto y ofrecer un producto único y/o superior, algo que no todos logran. Por eso, la clave del éxito está en convencer al comprador, mostrándole que, “ese producto que Ud. está ofertando, es sin duda el que cumplirá sus expectativas y satisfará sus necesidades”.

 

Otros artículos que pueden interesarte:

 

Ya se ha comprobado que aquellas técnicas de marketing donde se acosaba y se perseguía a los clientes, han pasado de moda y perdido su efectividad. Es por eso que las firmas más vanguardistas y exitosas del mundo han apostado por un novedoso, atractivo y efectivo sistema, conocido como Inbound Marketing.

¿Qué pretenden? Eliminar los mensajes cargados de ofertas y promociones, y en su lugar, ofrecer la suficiente información para que el interesado pueda tomar, tranquilamente, la mejor decisión.

El término Inbound Marketing o Marketing de atracción, fue concebido en el año 2005 por el presidente de una empresa americana llamado Brian Halligan. Este señor había conocido en el 2004 a Dharmesh Shah en el “Instituto Tecnológico de Massachusetts” y juntos fundaron la compañía “HubSpot”, que actualmente, es una exitosa empresa de analítica web y Marketing Online.

 

¿Qué es el Inbound Marketing?


Es una metodología que utiliza y combina las técnicas de marketing y la publicidad, dirigiéndose al usuario de forma no intrusiva y aportándole valor. Esta se centra en las técnicas de marketing “pull”, o sea, atraen al usuario de manera natural, sin presionarlo. Es un procedimiento tan noble que se ha designado “love marketing”.

Lo ideal es atraer a las personas que se encuentran al inicio de un proceso de compra y a partir de este momento se les acompaña hasta la transacción final.

 

Esto quiere decir: comprender, guiar y ayudar al cliente en su gestión desde el mismo momento que se detecta su necesidad.

La persona se convierte en el centro de todo y se ha comprobado que mediante estas técnicas se establece con los clientes relaciones intensas y duraderas.

El Inbound Marketing está diseñado para mostrarle al consumidor lo que ofrece su producto o servicio y cómo se puede beneficiar con su adquisición, incluso antes de comprarlo.

Esta metodología no se centra fundamentalmente en la venta, sino que ofrece una amplia información de la calidad de su oferta y le enseñan, además, a utilizarla. Sencillamente, se demuestran como expertos en la materia y documentan ampliamente al cliente sobre los beneficios que obtendrá.

Los consumidores confiarán más en las marcas que sean capaces de demostrar conocimientos de lo que venden que en aquellas que solo se preocupan por vender.

Cada letra de “Inbound” describe su espíritu innovador
“I” de interactuar: Se anticipa a las necesidades del cliente ofreciendo un producto a su medida. El usuario se sentirá atraído y necesitará establecer el contacto.
“N” de novedad: Nueva técnica que enamora al cliente y le brinda una atención personalizada.
“B” de branding (marca): Potenciar una imagen seria y fiable de la marca en el mercado, a través de contenidos de interés.
“O” de organización: Los contenidos se publican siguiendo un plan que permita responder a las necesidades del consumidor potencial.
“U” de unificación: La acción tiene que ser homogénea como parte de la estrategia de marketing.
“N” de naturalidad: La comunicación debe ser franca y fluida de ambas partes.
“D” de dinamización: Los clientes satisfechos compartirán espontáneamente sus experiencias con amigos y familiares, y estos se convertirán, a su vez, en cantera potencial.

 

Ventajas de la estrategia de Inbound Marketing

Las empresas que lo han implementado han percibido, en poco tiempo, un sinnúmero de ventajas:

 

  • Aumentan los consumidores cualificados de marketing.
  • Aumentan los registros o leads multiplicándolos.
  • Incremento considerable de las visitas que recibe la página web.
  • Se hace más visible en los buscadores y recibe visitas que se pueden convertir en nuevos contactos y clientes.
  • Puede crear un sistema automatizado de generación de oportunidades comerciales.
  • La base de datos propia, al aumentar el número de visitas a la página web, crecerá mes a mes.
  • Como los contenidos de la compañía llegan a mayor número de usuarios, se crea una comunidad seguidora de la marca.
  • Mejora la imagen en cuanto a seriedad y confiabilidad.

Cómo aplicar el Inbound Marketing

Las claves que diferencian a Inbound Marketing de otras técnicas tradicionales son aquellas que le permiten captar a los clientes y convertirlos en fieles seguidores.

SEO (Search Engine Optimization): Mejora la visibilidad del sitio web con el empleo de diferentes buscadores, logrando que el cliente acceda a la información rápidamente.

Marketing de contenidos: Es el arte de entender qué necesitan los clientes y brindarles esta información de forma convincente. No se utiliza contenido promocional, sino aquel que resulta útil y necesario para el usuario.

Personalización: El cliente pasa por diferentes etapas en el proceso de compra, y mientras más personalizada sea la atención, más satisfecho saldrá. Recuerde que cada comprador tiene sus necesidades específicas.

Viralización: Las redes sociales son el lugar ideal para el Inbound Marketing pues constituyen un medio de comunicación social y una herramienta de gestión insuperable. Si el cliente queda satisfecho, se convertirá en un promotor espontáneo del producto.

Analítica web: Con los 4 puntos anteriores se logra atraer y contactar al interesado, pero debe convertirse en cliente. El Inbound Marketing exige un proceso de analítica pormenorizado para identificar la rentabilidad de los productos y si las campañas están funcionando.

 

Fases del Inbound Marketing

Se basa en 4 fases que corresponden al proceso de compra de todo usuario. Estas son:

Atracción: El marketing de contenidos, las redes sociales, el SEO y los eventos, atraen al usuario hacia una página web donde podrá exponer sus dudas y recibir información útil.

Conversión: Procesos y técnicas permiten convertir las visitas a la página y registrar la información en una base de datos de la empresa. El usuario podrá obtener contenidos relevantes y personalizados.

Educación: El cliente obtendrá por correo la información detallada que requiere para cada etapa de la compra.

Cierre y finalización: El objetivo es mantener a los clientes satisfechos, ofrecerles la información que requieran y cuidar de aquellos que siguen las novedades de la marca y se convierten en promotores naturales.

El Inbound Marketing o Marketing de Atracción es la técnica más efectiva para lograr el éxito de cualquier empresa. Y no es propaganda barata, es increíble la velocidad con que aquellas firmas que lo han aplicado perciben, rápidamente, resultados satisfactorios. Sus clientes han aumentado exponencialmente y la satisfacción está garantizada.

Esto quiere decir que, si a ellos les funcionó, ¿por qué no le puede suceder lo mismo a tu proyecto? No dudes ni seas conservador, una parte importante de ser exitoso en los negocios, es arriesgarse con las nuevas estrategias de comercialización que se generan ¡Atrévete a empezar hoy!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: