Marketing Digital y Social Media

Guía sobre CRO: qué es, cómo funciona y herramientas

SHARE
, / 858 0

El término de CRO, Conversion Rate Optimization o en español, optimización del ratio de conversión, data del año 2007. En la actualidad hay muchos mitos sobre este tema, algunos incluso llegan a pensar que simplemente cambiando los colores de un link o un botón, están haciendo una optimización del ratio de conversión. La realidad de este método es más profunda y requiere de mucha paciencia y trabajo reiterativo. Sin embargo, las ventajas que ofrece bien valen la pena el esfuerzos por mejorar las tasas de conversiones de quienes visitan una página web.

Recuerda que ahora estamos hablando de posibles clientes que han visitado tus sitios y no han ejecutado una acción o acciones que hayamos configurado como objetivos. Cuando utilizas el CRO buscas aumentar la cantidad de personas que se quedan contigo y se conviertan en consumidores de tu marca.

¿Qué es CRO? Conversion Rate Optimization


CRO es la aplicación de técnicas a través de una estrategia de marketing digital,  que tienen como objetivo final mejorar el rendimiento de un sitio web respecto de la tasa de conversión del mismo. Digamos de forma más sencilla que es la manera de encontrar los errores existentes en tus páginas y mejorarlos o cambiarlos para que un mayor número de visitas se vayan en la dirección que tu quieres.

En términos más profesionales, la optimización del ratio de conversión es la manera correcta de mejorar los procesos que estimulan el crecimiento de este mismo ratio.

Una de las características fundamentales del Conversion Ratio Optimization es que en general resulta ser un proceso científico de prueba y error a partir de hipótesis que vas planteándote según cada elemento de tus páginas, para mejorarlas y hacerlas más efectivas.

 

Importancia de optimizar las conversiones


La palabra conversión en este caso no se refiere al acto de convertir algo, sino al acercamiento de los usuarios a los objetivos de una empresa determinada. Esta conversión puede medirse a través de las acciones que realizan los usuarios en tus sitios.

Lo más usual es que se habla de conversión positiva cuando ellos dejan datos de contactos, rellenan formularios o incluso han llegado a volverse clientes de tus servicios o productos.

La verdadera importancia del CRO radica en que estos usuarios llegan a ti, visitan tus sitios, de manera natural y gratuita, no has realizado ninguna acción de pago para ello, por lo cual si aumentas el ratio de conversiones, aumentan tus clientes y en consecuencia tus ganancias. Todo con el menor coste posible.

Fases de un proyecto CRO


El Conversion Rate Optimization cuenta con una serie de fases ya preestablecidas:

#1 La primera fase que debes emprender es el análisis de tu sitio, de donde obtendrás datos cuantitativos y cualitativos sobre la cantidad de rebote, el por ciento de entradas y el comportamiento de los usuarios durante sus visitas.

#2 Luego llega la fase de crear los objetivos que buscas con el CRO: ¿Qué deseas mejorar? ¿Cuáles son las conversiones que utilizas ahora y pueden optimizarse?

#3 El paso número tres es establecer una hipótesis, como por ejemplo, ¿si cambio este banner de lugar o lo modifico porque no está recibiendo suficiente atención, aumentará mi ratio de conversión?

#4 La cuarta etapa se basa en el desarrollo y la puesta en marcha de un plan de ensayo con el cual probarás, seguirás y recibirás los resultados de tu hipótesis.

#5 Finalmente, llegas a la fase de análisis de todo el proceso y vuelves a empezar con otro elemento. Claro, que si el cambio del elemento disminuye el ratio de conversión, o lo pones de vuelta como estaba o te planteas otra hipótesis. El objetivo siempre será mejorar de forma gradual.

Herramientas para mejorar el CRO


Algunas herramientas utilizadas en el proceso de CRO son muy fáciles de encontrar. Una de las más usadas es Google Analytics, puesto que te permite analizar de forma detallada el tráfico que generan tus páginas. También puedes utilizar Google Tag Manager que es muy similar a la anterior, pero algo más evolucionada para tus objetivos.

Otro instrumento necesario es el modelo LIFT, Landing page Influence Funtions for Test, que en español vendría siendo, funciones de prueba de influencia de las páginas de aterrizaje. LIFT no es más que un framework capaz de analizar el valor real de tus landing pages y optimizarlas con la ayuda del trabajo de optimización del ratio de conversión.

Para cerrar, te explico el sistema de A/B Testing el cual debes aplicar a cada elemento o proceso de conversión de tu sitio web con la ayuda de las herramientas que ya mencionamos.

 

La prueba A/B no es más que crear una modificación virtual de una de tus páginas y entonces herramientas como Google Analytics, Optimizely o Google Tag Manager dividirán el flujo de usuarios a la mitad para cada una de las opciones, la original y la optimizada. Gracias a este método puedes conocer si tu hipótesis tuvo buen resultado o si necesitas seguir trabajando en ella, según suba o baje el por ciento de conversión en el nuevo modelo que has creado.

 

En este post de ciudadano2cero encontrarás otras 5 Herramientas imprescindibles de Conversion Rate Optimization, espero que te sean de utilidad.

Como ves la labor del Conversion Rate Optimization precisa concentración, atención a los detalles, paciencia y ánimo para reiterar su ejecución una y otra vez. En el mundo de la optimización del ratio de conversión, siempre puedes hacerlo mejor.

Espero tus comentarios o ejemplos de optimizaciones que has puesto en marcha en tus proyectos 🙂

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: