Marketing Digital y Social Media

¿Cómo montar una tienda online desde cero?

SHARE
, / 153 0

 

Para nadie es un secreto que los negocios y el mundo digital son una realidad de la que no podemos escapar. Montar una tienda online (también llamada ecommerce) es la opción inmediata a considerar si ya tienes tu propio negocio. Pero si eres un emprendedor autónomo es una manera de conseguir un trabajo que te permite ganar dinero en estos tiempos modernos.

Si no te has convencido aún de tomar esta decisión, comienzo haciéndote saber que en la actualidad gran número de ventas en España se realizan y facturan gracias a las tiendas online. Montar un ecommerce también ha sido la vía de independizarse de muchas personas, puesto que no necesitas hacer grandes inversiones e incluso puedes afiliarte a una empresa y cobrar como intermediario de ventas, a esta figura le llamamos hacer marketing de afiliados.

Otros artículos de interés relacionados:

En cualquier caso, necesitas comprender que esto no es un trabajo parcial, sino a tiempo completo y que solo verás verdaderos resultados si pones en ello todo tu empeño. Te invitamos ahora a adentrarte en el mundo del comercio electrónico, para que aprendas cómo llevarlo a cabo de la mejor manera posible y puedas generar ingresos.

 

¿Quién puede montar una tienda online?

Todos podemos montar un ecommerce o una tienda online y tú no estás para nada excluido. La principal ventaja de esta labor es que precisa un costo de inversión muy por debajo del que necesitarías si fueras a abrir una tienda tradicional. Por si fuera poco, tanto en el panorama mundial como en sector nacional, el ecommerce mantiene y se le augura un crecimiento constante, hasta el punto de desbancar en el futuro a muchas empresas y compañías clásicas.

Esto responde a que en el sistema digital los clientes cuentan con mayores protecciones y posibilidades de adquirir lo que realmente desean. Claro que ello se traduce a una mayor responsabilidad por parte de las personas que van a montar una tienda online y a administrarla.

Sin embargo, con ser responsable y honrado no basta. Como dueño del negocio online debes atender a tus clientes y sus demandas, realizar un estudio profundo del mercado y los productos que vas a ofrecer, analizar los precios y garantizar el servicio de entrega. Una persona organizada puede lograrlo, pero un verdadero emprendedor seguro transformará esta experiencia en éxito.

¿Cuánto cuesta montar un tienda online?

En general, este apartado está lleno de buenas noticias, pero cada una de ellas va a acompañada de una aclaración que deberías tener en cuenta. La primera de todas es que aunque montar un ecommerce sea bastante económico, requiere de una inversión para la que te debes preparar. Y te advertimos que no siempre la opción más barata es la correcta.

Los gastos principales a la hora de montar una tienda online están en adquirir el dominio de tu sitio web y el hosting; el primero puedes crearlo tú y el segundo compartirlo o comprarlo. El pago de un dominio va de 1 euro hasta 50, según el tipo que elegiste y donde lo registres. Por otro lado un hosting propio oscila de 1 euro a más de 400 anualmente. Como aclaración hacemos constar que los más baratos restringen la cantidad de productos, por lo que el tamaño de tu negocio lo dará la cantidad de dinero que inviertas en él.

Una vez que tengas estos dos pasos cubiertos entra a jugar la plataforma que escojas y el diseño de tu tienda. Tanto una como el otro puedes hallarlos en versiones gratuitas, pero no siempre son las mejores y los diseños personalizados tienden a ser más visitados que los que te brindan gratis  una plataforma por defecto. Como ya dijimos, el gasto final depende de tus niveles de innovación y de ellos también dependerán tus resultados.

 

Software y plataformas para montar una tienda online

Algunas personas que no se encuentran habituados al trabajo con el mundo digital pueden llegar a sentirse abrumados por la cantidad de opciones de software y tipos de ofertas de este apartado. No obstante, si eres uno de ellos siempre cuentas con la posibilidad de contratar a un experto para que te ayude con esto. Recuerda que no está nada mal acudir a un especialista e invertir en que tú tienda sea lo mejor posible.

Claro si lo que deseas es ir por tu propio esfuerzo, entonces te presentamos algunas opciones de los softwares y plataformas más famosas y utilizadas al montar un ecommerce, con sus ventajas y deficiencias:

 

Jimbo, gratis e ideal para pequeñas empresas

Sencilla, completa, pero con limitaciones en las plantillas y una dependencia de su propio dominio. Por la vía gratuita solo puedes vender 15 productos, pero si pagas solo 15 euros al mes accedes a una versión mejorada, sin límites y más funcional.

 

Prestashop, la más utilizada

Perfecta para pequeños y medianos negocios. Con ella puedes afiliarte a sistemas de pago por DirectPay o PayPal. Su versión básica es fácil de usar y estimula tu SEO, pero al cambiar el diseño pagarás de 30 a 130 euros por las distintas plantillas. Además, te recomendamos contratar a un experto para organizar correctamente todas sus funciones porque tiene tantas que puedes perderte.

 

Magento, el favorito de los grandes

Muy difícil, vas a tener que contratar a especialistas en informática y el hosting es algo caro. En contraparte, su calidad es superior, la respalda eBay, posee multilenguaje, gestión de pedido, excelente SEO y más ventajas. Se trata de uno de los gestores y plataformas de contenidos más utilizados, así que no dejes de pensártelo.

 

Shopify, otra opción a tener en cuenta

Tarifas desde 30 euros hasta 300 euros mensuales, en dependencia de las prestaciones que quieras incluir. Es una plataforma SaaS (Software as a Service, Software como un Servicio), con catálogos y capacidad para productos ilimitados y grandes. A pesar de ser muy sencilla, sus deficiencias se encuentran en el posicionamiento de sus tiendas y en el apartado de los idiomas.

WebMatrix y Flashvortex, software de ayuda extra

Ambas son herramientas de software gratuito. Con su auxilio puedes mejorar tu posicionamiento SEO, crear tu propia página web, tener un editor de datos y conformar elementos en flash como banners y botones personalizados paras las campañas publicitarias de tu tienda online.

Paso a paso para montar un ecommerce

Todo comienza analizando cuáles serán los productos que quieres vender en tu tienda online, los gastos y los proveedores, las tarifas de los productos en el mercado actual y su demanda. El segundo paso consiste en calcular tus ganancias en este nuevo negocio. Para ello debes pensar en los gastos de inversión y en los de transportación y entrega, así como la atención al cliente y la garantía.

Un paso que casi siempre se excluye al montar un ecommerce es el de almacenaje, ya que los artículos en ventas muchas veces proceden de un proveedor que espera por tus pedidos o en determinados casos solo se produce el producto al solicitarlo el cliente. Tu decidirás si quieres crear un stock de productos para agilizar las ventas, o prefieres trabajar según te vayan encargando.

Ahora podemos pasar a la fase de creación de un sitio en la web donde se encontrará tu tienda online y atenderás a los usuarios. Para ello cuentas con las herramientas y plataformas que ya mencionamos anteriormente.

El paso final no es otro que mantener la atención de tu sitio y promocionar tu negocio y productos a través del marketing digital en sus diferentes variantes. Nunca olvides seguir fortaleciendo tu posicionamiento SEO para que los usuarios estén más cerca de tus ofertas. Es muy importante para ello que tu tienda tenga un blog donde hagas descripciones de las novedades a ofertar, y lo actualices con regularidad.

Requisitos legales

¿Has oído alguna vez la frase “desconocer una ley no te exonera de cumplirla”? Pues desde ya te decimos que existen una serie de normativas legales que debes cumplir cabalmente al montar una tienda online. De no hacerlo caerías en un delito de impuestos y Hacienda puede intervenir tu negocio y llevarte a juicio. Es tedioso, pero un mal necesario.

Empecemos por darte de alta en un epígrafe del Impuesto de Actividades Económicas (IAE), lo cual deberás hacer si tu tienda online es una dependencia de tu tienda tradicional. Si vas desde cero, entonces solicita el modelo 036 de Hacienda para autónomos en lo referente a Seguridad Social. También debes ir al Registro Mercantil y pedir un CIF (Código de Identificación Fiscal, para personas jurídicas).

Una ventaja es no tener que solicitar el permiso de apertura, pero deberías estudiar tus obligaciones como comerciante según la LSSI (Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y el Comercio Electrónico). Otra legislación importante es la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) que regula la seguridad de los clientes que te confían sus datos personales en el mundo digital.

Por último, presta atención a la Ley de Consumidores para el comercio electrónico, ya que en ella se aclaran varias diferencias entre el trabajo de una tienda online y una común. Las mayores diferencias están en los apartados referentes a los precios de los productos, los plazos para su devolución y demás aspectos que benefician a los usuarios.

¿Cómo conseguir visitas para vender tus productos?

El marketing digital va extendiéndose más con nuevas estrategias y campañas probadas por grandes de la industria como Toshiba y Coca-Cola. Sin embargo, en esta etapa de tu ecommercer no necesitas preocuparte por una operación de marketing a gran escala. Por ello, te damos algunos trucos SEO para que tu página genere mayor atractivo y ganancias.

Emplea descripciones largas de tus productos, alrededor de 300 palabras o más, que sean originales y no copias de la presentación que te da el proveedor. Busca insertar en ellas datos de interés e información de valía para los clientes. En la actualidad, los usuarios se cansan de pasar páginas de más y más productos: haz entonces una especie de boletín donde incluyas todos los productos de un mismo género, con imágenes grandes y de diferentes ángulos. Y sí, puedes utilizarlo (sin tantas imágenes) como boletín que recibirán tus clientes al suscribirse por correo electrónico.

 

Otro truco clave es enlazar un artículo con otros de tu tienda que lo complementen o que sean similares. Algo parecido son las labores del marketing de afiliados y el B2B (business to business, negocio a negocio), donde buscas que páginas y negocios afines generen tráfico de calidad hacia tu tienda. Tú en cambio, pagas una cuota a tus afiliados o tramitas usuarios a los negocios asociados a tu rama.

Finalmente, nunca olvides crear un blog para reflejar tu experiencia, ofertas y relación de servicios. Así como mantener una presencia en las redes sociales donde con personas y usuarios habituales puedes crear grupos de interés sobre temáticas propias de tu empresa para de este modo atraer a los clientes del mañana.

Errores que se cometen al montar un ecommerce

Quizás el mayor error que pudiera cometer es tomarte el montar una tienda online como un divertimento, como algo poco serio que nunca te dará más ganancia que el chiringuito de la esquina. Desde ahora te decimos que con esa mentalidad ya has perdido no solo tu inversión, sino toda garantía de poder llevar un negocio de este tipo.

Es fácil enmarcar en un mapa los restaurantes cercanos al nuestro o las farmacias y tiendas del barrio, pero es más fácil hacerlo en internet con una simple búsqueda al azar. Entonces, ¿cómo es posible que no te hayas informado aún de tus competidores digitales en tu sector, de sus precios, servicios y de sí eres en realidad capaz de emularlos y superarlos? Lo creas o no, muchas tiendas online se van a pique porque sus dueños no tuvieron en cuenta estos aspectos y creyeron no tener competencia o que con solo mostrarse en internet iban a vender, lo que es un inmenso error.

Escoger las opciones más baratas o gratis de las plataformas y crear páginas tan estereotipadas que nadie conoce y menos visita, o no tener en cuenta el marketing, el SEO y las formas de atraer clientes desde los diferentes puntos de la red son otros caminos al fracaso.

Como ya has visto, montar un ecommerce es un trabajo real, gracias al cual puedes progresar o hundirte, porque eres el único que podrá encaminar su destino.

Comentario

Your email address will not be published.